Factores orgánicos relacionados con la disfunción sexual femenina

Manuel Correa

Resumen


En los últimos años la comunidad científica ha dirigido parte de los esfuerzos investigativos a la sexualidad femenina, no solo en áreas como la reproducción y las enfermedades de transmisión sexual, sino que ha explorado otras áreas como las relacionadas con el género y diversas variables psicosociales. Un tema relevante están siendo las disfunciones sexuales femeninas (DSF), dejando atrás viejos rezagos del período victoriano cuando se consideraba que no era necesario la satisfacción femenina para la asignada función reproductiva en una sociedad androcentrista. La DSF es un trastorno frecuente que ha tenido una menor preferencia, en cuanto a prioridades investigativas se refiere, si lo comparamos con las disfunciones sexuales masculinas, sobretodo luego de la aparición de los inhibidores de la 5-fosfodiesterasas. Su incidencia es alarmantemente alta donde, con una prevalencia que puede llegar al 76% de las mujeres pasado los 30 años. Entre sus causas, es consenso de la comunidad científica, la influencia marcada de los factores psicosociales, como los educativos (sexuales y religiosos), relación de pareja, privacidad, enfermedades mentales y uso de algunos medicamentos. En el siguiente trabajo se realiza una revisión de los estudios más actuales acerca de etiología, predominantemente orgánica que influyen en la DSF, abarcando causas hormonales, neurológicas, genéticas y medicamentosas, muchas veces subvaloradas y no exploradas, provocando fracasos en las terapias más avanzadas. En conclusión, constituyen los factores orgánicos en la respuesta sexual femenina, una causa a considerar por su marcada frecuencia y potencial reversibilidad.


Texto completo:

PDF HTML

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.